Escoliosis

¿Qué es la escoliosis? ¿De dónde viene?

Se conoce como escoliosis la desviación anormal de la espalda hacia un lado cuando la observamos desde atrás. Típicamente la encontramos en la zona media de la espalda, conocida como región dorsal, y aunque todo empieza con una única curva, es frecuente encontrar otras curvaturas que se desarrollan posteriormente en un intento de compensación del cuerpo. Típicamente hablamos de escoliosis en “C” o “S”, según su forma vista desde atrás.

Hay muchas clasificaciones para la escoliosis, pero el método más común es según su causa, en este sentido la American Association of Neurological Surgeos “AANS” considera que los diferentes tipos de escoliosis puede clasificarse en:

  • Congénita: resulta de un defecto en la columna al nacer, por lo tanto se suele detectar antes que las de carácter idiopático.
  • Idiopática: es la mas común, se estima en un 80% de los casos, quiere decir que es de causa desconocida o que no hay un factor determinante que la desarrolle. Se subclasifica en infantil, juvenil y adolescente.
  • Neuromuscular o miopática: asociada a trastornos del sistema nervioso o muscular, se desarrolla como consecuencia de estos, por ejemplo en niños o adultos con parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular…

¿En qué me afecta?

La escoliosis provoca cierta deformación de las estructuras asociadas, como vértebras, costillas, ligamentos y discos intervertebrales. Por ejemplo, suele darse el caso de que en la parte interior de la curva los agujeros vertebrales se estrechen pudiendo comprimir las raíces nerviosas y provocar dolor de ciática; ese es el mayor problema es el dolor asociado, pudiendo ser constante o intermitente. En adultos el riesgo también es la degeneración que se desarrolla por las cambios provocados por la escoliosis.

Signos y síntomas:

  • Hombros desiguales.
  • Una escápula sobresale sobre la otra.
  • Cintura desigual.
  • Una cadera mas alta que la otra.
  • Dolor, molestias y sobrecargas musculares.

Qué podemos hacer por ti?

  • Detener o disminuir la evolución de la curva.
  • Reducir y estabilizar la curvatura.
  • Mejorar la función y la estética.
  • Reducir dolor y molestias musculares.
  • Corregir las anomalías posturales y reforzar la musculatura del tronco

En Activate te vamos a dar las pautas y los ejercicios para que puedas gozar de una vida normal. Nuestro enfoque se centra en enseñarte a convivir con la escoliosis y darte las herramientas necesarias para que tu mismo/a puedas entender la patología y actuar en caso de episodios de dolor.

Subscribe to receive tips on training and a healthy lifestyle

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: