Obesidad

¿Qué es la obesidad? ¿De dónde viene?

La obesidad debe ser considerada un reto para la sociedad y la salud pública mundial, son la principal causa de enfermedades crónicas en adultos y niños y va en aumento cada año, se calcula que en los próximos 10 años la mitad de la población mundial padecerá de obesidad o sobrepeso.

Según la Organización Mundial para la Salud, la obesidad se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. Una forma simple de medir la obesidad es el índice de masa corporal (IMC), esto es el peso de una persona en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros. Una persona con un IMC igual o superior a 30 es considerada obesa y con un IMC igual o superior a 25 es considerada con sobrepeso. El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para numerosas enfermedades crónicas, entre las que se incluyen la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

¿En qué me afecta?

La obesidad y sobrepeso, se pueden clasificar de manera general en función de la localización de la grasa corporal y para que puedas visualizar mejor cuál es tu tipología hablaremos de las tres más comunes:

  • Obesidad Central: Se acumula por encima de la cintura (cara, cuello, brazos, y especialmente en espalda, cintura, laterales y abdomen) y se identifica por cuerpos con forma de manzana. Esta es reconocida como el tipo de obesidad más grave, ya que el tejido adiposo omental ( grasa visceral) es considerado metabólicamente más activo que el tejido adiposo subcutáneo y está asociado con la aparición de enfermedades crónicas e inflamatorias como cáncer, diabetes, problemas coronarios, hipertensión, síndromes metabólicos, abaneas de sueño.
  • Obesidad Periférica: Se acumula por debajo de la cintura (caderas, glúteos, piernas, gemelos y pantorrillas) y se identifica por cuerpos con forma de pera. Estas personas padecen comúnmente de problemas circulatorios, varices, celulitis, edema, retención de líquidos, dolor articular en rodillas, piernas cansadas, falta de energía, problemas al dormir.
  • Obesidad homogénea: La acumulación excesiva de grasa predomina en todo el cuerpo y se debe considerar como Obesidad mórbida.

Pero también la podemos clasificar de manera específica según su causa, aquí algunos ejemplos comunes:

¿Qué podemos hacer por ti?

Si lo vemos desde un contexto simple la obesidad y el sobrepeso son causados por un desequilibrio entre la ingesta de alimentos vs el gasto energético diario, es decir comes más y quemas menos, pero en estos temas tener una visión única puede ser poco conveniente, no solo contando calorías se asegura la perdida de grasa, curiosamente las personas más obsesas son las que menos calorías consumen y se aferran ciegamente al conteo de estas.

  • La reeducación sobre la nutrición en tu cuerpo es fundamental, con nuestro equipo aprenderás a desmitificar paradigmas como que comer huevo cada día te sube el colesterol, o que las dietas ricas en proteínas ponen en riesgo tu salud. Se ha demostrado ampliamente en la última década que partiendo de una base calórica igual las proteínas producen más saciedad en comparación con los carbohidratos, mantiene estable la insulina y son mas eficientes en la producción de energía a largo plazo ya que estimulan el proceso de termogénesis en el cuerpo ( la energía que emplea el cuerpo en digerir y procesar los alimentos).
  • Apoyar la restricción de calorías es básico para la pérdida de peso temporalmente, pero si lo que se busca es mantener un control de peso de manera sostenida, se debe empezar por priorizar la masa muscular libre de grasa y esto casi que por regla general se logra cuando se restringe el consumo de ciertos carbohidratos y se promueve el consumo de proteínas, grasas buenas y muchos vegetales.
  • Somos conscientes de la importancia de tener un enfoque plural y a la vez integrativo, cada uno de nuestros programas no solo analiza tus hábitos alimenticios como único factor de riesgo, sino también tu entorno social, laboral y emocional. Numerosos estudios sobre la acumulación de grasa concluyen, que esta directamente relacionada con desequilibrios hormonales especialmente con el cortisol (hormona del estrés), recuperación (problemas al dormir), toxicidad (tabaquismo, contaminación, etc.) Androide -testosterona y Ginoide -estrógenos (sedentarismo y mala alimentación).

Finalmente, en Activate Personal Training entendemos que los cambios en la nutrición necesitan de tiempo, conocimiento y seguimiento. Nuestra asesoría te guiara hacia el reconocimiento de tu cuerpo y a conectarlo con un estilo de vida saludable, te ayudaremos a que vincules tus alimentación a tu entorno en general.

Subscribe to receive tips on training and a healthy lifestyle

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: